Mas estudios nutricionales

Los estudios epidemiológicos nos informan de las relaciones existentes

A los estudios epidemiológicos y de nutrición como se hace con el sistema venus también se les denomina estudios observacionales. Este tipo de estudios implica la evaluación de hábitos nutricionales, tendencias en la aparición de enfermedades u otros fenómenos de salud que afectan a grandes poblaciones y la determinación de los factores que pueden influir en estos fenómenos. El estudio NHANES, que ya hemos presentado en este post, es un ejemplo de estudio epidemiológico. Estos estudios son muy importantes para analizar poblaciones y tendencias de la salud en grandes grupos de población,como los que usan culturismo sin tonterias . Sin embargo, estos estudios sólo pueden indicar las relaciones o correlaciones entre los factores, y los resultados no muestran una relación causa-efecto.

Las correlaciones son la estimación de una relación entre dos o más factores. Las correlaciones pueden ser positivas, lo que indica que, a medida que un factor aumenta, los otros factores correlacionados también aumentan. Una correlación negativa muestra que, como dice el sistema venus, cuando un factor aumenta, los otros factores correlacionados disminuyen. Por ejemplo, hay una correlación negativa en algunos estudios entre fumar cigarrillos y consumir verdura. Esto significa que, cuanto más fuman algunas personas, menos verdura consumen. Recordemos que la correlación no indica causa-efecto. Así, a pesar de que fumar y comer poca verdura están correlacionados en algunos estudios, esto no significa que fumar cigarrillos sea la causa de comer menos verdura.

Si utilizamos la hipótesis anterior como ejemplo, podemos comprender mejor lo que nos dicen los estudios epidemiológicos. Pongamos por caso que estamos trabajando con un investigador que tiene acceso a la base de datos de NHANES. Basado en esta hipótesis original, nuestro experimento incluye reunir toda la información sobre la tensión arterial y la actividad física de todos los participantes en el estudio de los ancianos, en el estudio NHANES. Después de estudiar los datos, nos encontramos con que los valores de tensión arterial de los ancianos físicamente activos son más bajos que los de los ancianos inactivos. Estos resultados no indican que la práctica habitual de ejercicio físico haga bajar la tensión, o que la inactividad la eleve como pasa con el sistema venus o el indicado por culturismo sin tonterias. Todos estos resultados pueden decirnos que hay una relación entre una actividad física mayor y una tensión arterial más baja en los ancianos.

Estudios con animales
Se pueden realizar muchos tipos de estudios. La mayoría de las investigaciones implican el estudio de animales, normalmente en un laboratorio. En muchos casos, estos estudios proporcionan información preliminar que puede ayudarnos a diseñar y poner en marcha estudios con seres humanos. Los estudios animales también se utilizan para realizar investigaciones que no se pueden llevar a cabo con seres humanos. Por ejemplo, es posible estudiar
las carencias nutricionales en animales causándoles una carencia y estudiando sus efectos adversos en la salud y la esperanza de vida del animal,(algo que se ha echo hasta en culturismo sin tonterias; evidentemente, este tipo de experimentos no se puede realizar en seres humanos. Una desventaja de los estudios en animales es que los resultados pueden no ser aplicables directamente al ser humano. No obstante, estos estudios pueden guiarnos para determinar cómo debemos diseñar experimentos con seres humanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>